Elegir el empaque adecuado para cada cosa a trasladar en la mudanza, es un aspecto importantísimo, pues de este depende mucho la seguridad del contenido durante todo el proceso de traslado.



Uno de los principales productos que empleamos para empacar, son cajas de cartón, pues bien, a continuación, exponemos algunas características de éstas para tomar en cuenta.



Antes de empezar a empacar en las cajas verifica que no estén húmedas o sucias y que la parte inferior este bien sellada. De acuerdo con el tamaño de la caja, sugerimos empacar los siguientes artículos en cada una:




  • Caja chica – 40x37x50 cm.: Se empacan artículos muy frágiles, como: piezas decorativas, botellas de vino, o artículos pesados, como, de limpieza (no líquidos), papelería y libros,
  • Caja mediana – 47x40x65 cm.: Se empacan artículos frágiles como: copas, vajillas de porcelana o loza, jarras.
  • Caja grande – 47x47x75 cm.: En esta caja se recomienda ingresar artículos como: trastes plásticos, utensilios de cocina, manteles, aparatos electrodomésticos, blancos, adornos grandes, lámparas y portarretratos.
Cajas con medidas mayores a las mencionadas no se recomiendan, ya que se pueden romper y dañar su contenido.